¿Por qué mi gato me muerde las manos?

¿Por qué mi gato me muerde las manos?

Pues mi gato me muerde las manos…

Un comentario muy normal hablando con otras personas que también tienen gatos es: “Pues mi gato me muerde las manos”. Pues sí, es algo muy natural en los gatos, y todos los que tenemos uno o más, nos ha pasado.

Existen varios motivos por el que los gatos muerden las manos. Y como podrás comprobar a continuación, no siempre es por algún motivo negativo. Es muy rara la ocasión en la que cuando los gatos muerden las manos es por pura agresividad y maldad.

¿Por qué los gatos muerden las manos?

Los gatos, por naturaleza, son animales cazadores. No debemos olvidar que sus ancestros eran animales salvajes. Y que debían cazar su propia comida a diario si querían alimentarse.

Además, cuando tenemos un gato bebé, siempre queremos jugar con ellos. Y por supuesto en todas las ocasiones utilizamos nuestras propias manos. Pues bien, eso que para nosotros es jugar, para tu gato significa intentar cazar. Y cuando aún son pequeños sus pequeños mordisquitos no nos molestan ni nos importan. En cambio, cuando el gato es adulto y tienen los dientes más grandes, y más fuerza en su boca, ahí la cosa cambia. Y es entonces cuando ya no lo queremos porque “mi gato me muerde las manos”.

Al hacerse adulto, nuestro gato continúa haciendo lo que le hemos acostumbrado a hacer desde que nació: jugar con nuestras manos.

Además, si te has fijado. Los gatos cuando están jugando entre ellos se dan mordiscos unos a otros. Su intención no es hacerse daño. Solamente es una especie de entrenamiento para estar preparado para la lucha.

Otros motivos de porqué los gatos muerden las manos

Como ya hemos dicho anteriormente, uno de los principales motivos de porqué mi gato me muerde las manos es porque quiere jugar. Pero existen otros motivos. Presta atención a su comportamiento y descubre el motivo real de sus mordiscos.

Cuando ya no quiere más caricias

Hay gatos a los que les encanta que estés todo el día acariciándolo. Y que no se cansan en ningún momento de ello. En cambio hay otros que les gusta las caricias, pero solamente el tiempo que él quiera. Y debes parar en el instante que se canse de las caricias. Y su manera de avisarte de que debes parar es mordiendo tu mano.

Debes permanecer alerta, ya que poco antes de morder hay signos que te indicarán que tu gato no quiere que continúes acariciándolo. Si deja de ronronear, se gira hacia y se pone boca arriba y/o comienza a mover la cola de un lado a otro, deja de acariciarlo.

Mordiscos de cariño

Otro de los motivos por lo que mi gato me muerde la mano es como muestra de cariño. Hay ocasiones en las que les acaricias o rascas en zonas que a tu gato le estimula sobremanera. Estos mordiscos pueden ser en las manos, o en ocasiones pueden morderte la parte de ti que tenga más cerca. No suelen ser mordiscos muy fuertes. Normalmente son como caricias con la boca. Aunque sí que hay ocasiones en los que muerden más fuerte.

Los gatos que se han criado solos. Osea, los que no han tenido otro gato con los que jugar, suelen morder más fuerte. Parece una tontería, pero cuando los gatos juegan entre ellos, ponen a prueba su habilidad y su fuerza a la hora de morder. Y cuando te muerden a ti, te pueden hacer daño sin querer.

Por miedo

Los gatos, cuando tienen miedo, o se sienten acorralados, a parte de con las uñas, una forma de defenderse es mordiendo.

Existen numerosas situaciones que puedan a estresar a tu gato, y pueden llegar a sentir miedo. Por lo que su reacción puede ser morderte. A veces cuando llevas un gato nuevo a casa, el que teníamos puede reaccionar mordiendo. Ya que pueden llegar a sentir que están invadiendo su territorio, y lo defienden. O también, meter en casa a un perro. Normalmente si no lo conoce y es más grande que él, puede morder para defender su territorio. E incluso por puro miedo.

¿Cómo lo soluciono?

Si mi gato me muerde, es un tema muy sencillo de solucionar. En primer lugar te voy a poner el caso más extremos y más preocupante, y después te daré la solución a los anteriores casos.

Si tu gato muerde, y no es por ninguno de los casos que anteriormente he expuesto, puede ser que sea por agresividad del gato. Por lo que lo más aconsejable es que se lleve al veterinario. Y él puede determinar si la agresividad es por algún problema de salud. Por lo que lo único que quiere tu gato es que lo dejes tranquilo, ya que no se encuentra bien. Seguro que el veterinario dará solución a tu problema.

Si tu gato te muerde por alguna de las anteriores situaciones. Lo mejor es que te acostumbres a jugar con tu gato con juguetes para gatos. No utilices tus manos, ya que si se acostumbran a ellas, tus manos serán su juguete.

Algo importante es que tu gato tenga varios juguetes. Pero no siempre debe tenerlos a mano para jugar cuando él quiera. Ya que si siempre ve los mismos juguetes sueltos por casa, se acostumbra y se aburre de los mismos siempre. En cambio, si los guardas y cada día sacas un juguete nuevo, y juegas con él; verás cómo su curiosidad se verá satisfecha y querrá jugar siempre contigo. Es mejor que tenga diez juguetes, pero que solo saques uno cada día para jugar, que no veinte juguetes y siempre a su disposición.

Verás cómo con estos consejos y observando un poco el comportamiento de tu gato, cuando vuelvas a decir “mi gato me muerde las manos”, lo dirás con una sonrisa, y deseando llegar a casa para volver a tener sus mordisquitos.

Otros lectores les han interesado nuestro artículo sobre rascadores para gatos

A continuación tienes una selección de los juguetes mejores valorados para gatos

En este vídeo puedes descubrir los motivos por los cuales tu gato te muerde las manos