El gato Bengalí

El gato Bengalí

El gato Bengalí, un híbrido para la esperanza

El gato de bengala 1El gato Bengalí, o también llamado gato de Bengala es un híbrido que se originó como cruce entre un gato doméstico (Felis silvestris catus) y una gata leopardo (Prionailurus bengalensis). La primera camada de estas razas de gatos nacieron en el año 1963 en California, Estados Unidos.

De la primera camada de gato Bengalí que nacieron, solo sobrevivió una hembra llamada Kin Kin. Aunque en un principio se pensó que iba a ser estéril, no fue así. Tuvo dos crías con su padre (el gato doméstico). De los cuales uno de ellos heredó el salvaje temperamento de los gatos leopardo (su madre), y el otro fue muy dulce y cariñoso como su padre.

Se decidió seguir con la creación del gato Bengalí. Ya que se pensaba que sería lo mejor para la difícil situación en la que se encontraba en aquella época el gato leopardo.

En los primeros cruces que se realizaron, los gatos machos nacidos, eran infértiles, y las hembras, fértiles. No fue hasta las tercera o cuarta generación que empezaron a ser todos fértiles. Al igual que la fertilidad, su carácter se fue dulcificando. Así se convirtieron en gatos domésticos. Ya que en ocasiones, los primeros gatos Bengalís salían con el carácter salvaje del gato leopardo.

El carácter del gato Bengalí

Del gato Bengalí, se destaca su carácter cariñoso y juguetón. Además se adapta perfectamente a vivir con otros gatos. Ya que son muy sociables incluso con personas extrañas. Resulta especialmente curioso ver a estos gatos cómo te siguen a todos lados, y te buscan para jugar. Ya que contrasta con su apariencia, asemejándose a un pequeño leopardo.

El gato Bengalí es una raza de gato muy tranquila. Por lo que puede vivir en una casa o piso sin problemas. Aunque si lo deseas, lo puedes acostumbrar a darles paseos con una correa por la calle.

Debido a su carácter curioso, inteligente y juguetón, algunos propietarios del gato Bengalí llegan a decir que simplemente observándolos, son el mejor espectáculo que tienes a tu alrededor.

El gato Bengalí es una raza a la cual le encanta el agua. No hay que olvidar que sus ancestros la utilizaban para eliminar su olor, y así desaparecer de sus depredadores. No es difícil verlos dentro de una bañera chapoteando en el agua, o incluso duchándose contigo.

Características físicas del gato Bengalí

El gato Bengalí es una raza de tamaño mediano-grande. De cuerpo musculoso y muy ágil. Los macho pueden llegar a pesar hasta 8 Kilos. Éstos suelen ser bastante más grandes que las hembras.

Cuerpo

De tamaño mediano a grande, y de cuerpo alargado. Muy musculoso, especialmente los machos.

Cabeza

De la cabeza destaca que es ligeramente más pequeña en proporción al resto del cuerpo. Sin ser un rasgo exagerado. Y posee un fuerte mentón. Largos bigotes y unos pómulos pronunciados. Su nariz es grande y ancha.

Patas

Posee una patas de tamaño mediano. Algo más largas en la parte posterior que las delanteras. De grandes pies redondeados y pronunciados nudillos.

Pelaje

Lo más destacado de su pelaje es la excepcional suavidad que éste tiene. Y por supuesto llama la atención sus patrones. Puntos aleatorios en forma de rosetones o bien alineados horizontalmente. Suele mostrar dos tonos de colores, contrastando enormemente con el color de fondo.

Al nacer, después del primer mes de vida, suelen cambiar de color. Convirtiéndose en grises. Pero esto no significa que no sea un Gato Bengalí real. Conforme van creciendo, les aparece de nuevo su color y dibujos. Tal y como ya he dicho anteriormente, su aspecto es exactamente igual al de un leopardo en pequeño.

Cuidados del gato Bengalí

Esta raza no requiere de cuidados especiales en cuanto a salud se refiere. Son razas de gatos resistentes y muy sanos. Sin presentar problemas de salud reseñables. Lo único son las visitas periódicas al veterinario para mantener al día las vacunaciones. Y algún chequeo para confirmar su buen estado de salud.

Conclusión

Gato de bengala 2Del gato Bengalí se podría decir que es el prototipo de gato perfecto. El que te acompañará allá donde vayas. Dormirá a tu lado. Te brindará horas y horas de juego y diversión. Aunque también tienen su tiempo de relajación y tranquilidad. Además destaca su extraordinaria belleza salvaje.

Es el gato ideal para vivir en familia, ya que destaca su sociabilidad. Incluso no llegan a esconderse de personas extrañas. Al contrario, su curiosidad hará que se acerquen a ellos para conocerlos. Es buen compañero de otras mascotas. Con las cuales, debido a su afable carácter se llevarán muy bien.

Si te ha interesado este artículo, no dejes de visitar nuestra colección de fotos del gato bengalí. Si buscas otra raza de gatos muy similar al bengalí, ideal también para tener en casa y como buen compañero puedes ver nuestro artículo sobre el gato bosque noruega.

Las fuentes consultadas para la realización de este artículos ha sido «La enciclopedia de los gatos» de la editorial Barrons y la web de Gatos Bengalíes Ramazan.

Las imágenes utilizadas para ilustrar este artículo son propiedad de Nacho Castejón Martínez.

En este vídeo puedes ver las principales características del gato Bengalí