Malta para gatos

Malta para gatos

¿Por qué debo darle malta a mi gato?

En todos los gatos es muy común la acumulación de bolas de pelo en el intestino. Esto les puede ocasionar malestar y graves obstrucciones. Pero afortunadamente contamos en el mercado con preparados especiales de malta para gatos. Esta le ayudará a expulsar esas bolas de pelo.

Con la llegada del verano, los gatos mudan el pelo. Y debido a que gran parte del día se la pasan acicalándose y manteniendo limpio su pelaje. Es totalmente normal que muchos de estos pelos se los traguen. El problema es que no los pueden expulsar de forma natural. Por lo que debemos ayudarles suministrándoles malta para gatos, o bien hierbas para gatos.

Aunque cepillemos varias veces al día a nuestro gato, es inevitable que se trague los pelos, y se formen esas bolas en su intestino. Sobre todo en los gatos que tengan el pelo largo.

¿Cómo ayuda la malta a mi gato?

La malta para gatos, es una pasta de origen natural. Cuya textura recuerda mucho a la miel, pero más densa. Está compuesta por aceites y grasas vegetales, extracto de malta, fibras, levaduras y derivados lácteos.

La malta le producirá un efecto laxante al gato, haciendo así que expulse las bolas de pelo que puedan tener.

¿Cómo se la doy?

La malta para gatos las podemos encontrar en el mercado de dos formas. En tubos de pasta de malta, y en forma sólida, como un tipo de golosina para premiar a tu gato. La manera más fácil de suministrar la malta es con el envase de pasta.

La forma más común y fácil de que se la tome, es manchando su patita con un poco de pasta. El propio gato se lamerá para limpiarse, y ya lo habremos conseguido. Hay gatos a los que les gusta su sabor, y se lo toman directamente, ya que les atrae su olor.

Si tu gato es de los que no se lame la pata con la pasta. La forma más fácil de suministrarla es mezclarla con la comida. Así se tomará su dosis sin problema.

La cantidad recomendada que le demos cada vez, debe ser del tamaño de una almendra.

Dosis de malta para gatos

Si tu gato es de pelo corto, lo aconsejable es que le des malta dos veces por semana. Por el contrario, si tu gato es de pelo largo, se aconseja que la dosis sea de cuatro veces por semana.

No se puede abusar de la cantidad que le demos al gato. Ya que podría ser contraproducente y producirle diarrea.

Consejos finales

Aunque le des malta a tu gato para facilitarle la expulsión de las bolas de pelo, es importante que no dejes de cepillarlo periódicamente. Sobre todo en los meses de verano que es cuando más pelo pierden.

También le puedes ayudar a expulsar las bolas de pelo con hierbas para gato. Aunque no es necesario que le des ambas.

También te puede interesar nuestro artículo sobre rascadores para gatos