Dieta BARF para gatos

Dieta BARF para gatos

¿Qué es la dieta BARF para gatos?

¿Alguna vez has oído a alguien decir que su mascota sigue la dieta BARF para gatos? Pues bien, te voy a despejar la duda de lo que significa.

El término BARF, o también conocido como dieta ACBA en castellano; son las siglas de las palabras “Biologically Appropriate Raw Food”. Que es traducido por “Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada”.

Esto no deja de ser un tipo de alimentación basado en dietas naturales. En la cual se da carne y vísceras crudas.

La dieta BARF fue diseñada en 1993 por un veterinario australiano. El cual apoyaba la idea de los grandes beneficios que puede aportar a nuestras mascotas el volver a sus orígenes salvajes respecto a la alimentación.

Debo afirmar que en contra de lo que pensaba en un principio cuando oí hablar de este tipo de alimentación, la Dieta BARF o ACBA, no tiene ningún inconveniente, al contrario, tiene multitud de beneficios.

Ingredientes de la dieta BARF para gatos

Los ingredientes para la dieta BARF, son alimentos que podemos encontrar en nuestra tienda o supermercado de confianza.

  • Carne cruda: Para la carne cruda, puedes elegir entre pollo y pavo. Debe estar entre el 60 -80% de la cantidad total de comida.
  • Hígado y corazón de pollo: A parte de proteínas le aporta una gran cantidad de taurina. Es un aminoácido esencial para los gatos. Se debe suministrar a través de los alimentos, ya que el organismo de nuestro gato no lo puede fabricar.
  • Carne de conejo, cordero o pato: Se puede dar un par de veces por semana, y en pequeñas cantidades. Aproximadamente entre el 15-20% del total de comida.
  • Huesos crudos: Es importante que sean crudos, ya que si se cocinan pueden llegar a astillarse y asfixiar a nuestro gato. Le puedes dar carcasa de pollo, alitas de pollo, carcasa de codorniz. Y espinas de pescado. Nunca le des espinas grandes.
  • Pescado: Puedes añadirle trozos de pescado crudo que te haya sobrado sin espinas. Por ejemplo las colas de pescado que siempre tiramos.
  • Verduras: Éstas le aporta a tu gato algunas vitaminas y fibra. Puedes elegir entre calabaza, zanahoria, manzana, calabacín y apio.
  • Yemas de huevo crudo: Los gatos pueden tomar hasta cuatro yemas de huevos semanalmente. Aporta proteínas, aminoácidos esenciales y ácidos grasos.
  • Aceite de salmón: aportará Omega 3, y refuerza el aporte de vitaminas.
  • Suplementos vitamínicos: Es importante que ayudemos a la dieta con suplementos como puede ser la taurina. Piensa que es muy importante para tu gato.

Éstas son algunas ideas de los ingredientes que puedes utilizar a la hora de realizar la comida siguiendo la dieta BARF para gatos. Al final del artículo pondré algunos artículos que son importantes para la dieta y que te pueden dar algún problema a la hora de buscarlo.

Preparación de la dieta BARF para gatos

Como ya te he dicho anteriormente, la dieta BARF para gatos está basada en alimentos crudos, por lo que no requiere en principio de cocinar nada. Aunque las verduras que utilices si es necesario cocinarlas anteriormente.

Para realizarla debes cortar en trozos muy pequeños todos los ingredientes. Piensa que los gatos con trozos de comida muy grandes se pueden ahogar. Y después simplemente debes mezclarlo todo en un bol grande.

Hay personas que le añaden arroz cocido y patata hervida a la dieta. No es necesario, pero les gusta y sirve como ayuda a la alimentación.

Como he señalado anteriormente, hay alimentos que se deben dar solamente un par de veces por semana. Por lo que mi consejo es que realices diferentes menús con los ingredientes que tienes. Así, aparte de beneficiar la salud de tu gato, evitarás que se canse siempre del mismo sabor.

Conservación de la dieta BARF para gatos

Una vez ya hayas preparado los diferentes menús, te aconsejo que los vayas separando en bolsitas por dosis diarias. Y sobre todo, lo más importante que debes tener en cuenta, es que todas las bolsas de preparados, deben congelarse al menos durante 3 días. De esta manera eliminaremos cualquier patógeno, y del anisakis en el caso del pescado.

Ración aconsejable de dieta BARF para nuestro gato

La cantidad de comida que debemos dar a nuestro gato diariamente, depende de su edad y del peso. Teniendo en cuenta que nuestro gato no tenga sobrepeso.

La cantidad recomendada diaria en un gato adulto, es el 5% del peso de nuestro minino.

En el caso de un gato cachorro, debemos darle un 2% o 3% del peso que puede llegar a tener esa raza de adulto. No el peso del cachorro en ese momento. Por lo que deberíamos consultar al veterinario del peso que puede llegar a tener la raza de nuestro cachorro cuando sea adulto.

Si notas que tu gato aumenta de peso al cambiarle a este tipo de dieta, simplemente puedes reducir un poco la cantidad. E ir observando la evolución que va teniendo.

Puedes administrar la comida como prefieras, darle la cantidad diaria repartida en dos o tres veces al día. E incluso hay personas que se lo pone todo de golpe, y es el propio gato el que se va administrando la cantidad que come.

Pienso, comida húmeda y dieta BARF para gatos

En el caso de que te estés pensando cambiar de los alimentos comerciales que existen para los gatos a la dieta BARF, te aconsejo que lo hagas de golpe. No es aconsejable ir combinando ambos tipos de dietas, ya que pueden producir problemas gástricos a nuestro gato.

Tampoco es aconsejable que mezcles los piensos para gatos o la comida húmeda para gatos con la dieta BARF para gatos, ya que cada una requiere de un tipo de digestión diferente. Los piensos tienen una digestión lenta y pesada. En cambio la dieta BARF tiene una digestión rápida y ligera. Por lo que también puede darle problemas a tu gato el mezclarlas.

Cuando comiences a darle la dieta BARF para gatos, es posible que al principio, durante unos días notes cambios en sus deposiciones. En principio no debes preocuparte. Pero si se alarga mucho en el tiempo debes acudir a su veterinario.

Selección de complementos alimenticios para ayudar a la alimentación de tu gato