Que puedo hacer con mi gato en vacaciones?

¿Qué hago con mi gato en vacaciones?

Seguramente, esta es la pregunta que te harás constantemente, o al menos cada vez que se acercan las vacaciones; y te encuentras con lo que podría ser un problema, que es, qué hacer con tu gato en vacaciones.

Pues te puedo asegurar que aunque parezca un problema bastante grande, no lo es tanto como parece. Ya que puedes optar por varias opciones, y todas tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Por lo que a continuación te voy a explicar algunas de las opciones más comunes. Para así poder elegir la que mejor se adapte a tus necesidades en ese momento. Simplemente debes barajar las diferentes posibilidades, elegir una, y disfrutar de esas merecidas vacaciones.

Viajar con tu gato en vacaciones

gato de viajeSeguramente esta es la mejor decisión que se puede tomar. Pero debemos tener presente que no es algo que podamos hacer de un día para otro. Para ello, nuestro gato debe estar acostumbrado a viajar.

Si tu gatito es joven, puedes empezar acostumbrándose a meterse en un transportín y que le comiences dando pequeños paseos. Empezando por caminatas cortas a pie, y continuando a rutas cada vez más largas en coche. Con esto conseguirás que no se estrese en los viajes, ya que estará acostumbrado. Y tampoco se asustará por el ruido de la calle o de los motores.

Esta, considero que es la mejor opción porque puedes disfrutar de tu gato mientras estás de vacaciones. Y también le ahorras la sensación de soledad y abandono que pueda tener.

Piensa que ya puedes salir del país para ir a otros con tu gato en vacaciones, puesto que existen pasaportes para gatos que te lo pueden permitir. Simplemente es expedir un pasaporte para tu gato; y tener en cuenta si es necesario administrarle alguna vacuna. Eso depende del país al que quieras ir.

Por supuesto es importante informarse antes de si el transporte que vayamos a tomar, aceptan mascotas. Ya que no todos lo hacen.

Por supuesto, esta opción es la mejor si tu gato está acostumbrado. Ya que si es un gato adulto que no lo está, le puede generar un estrés extremadamente grande y puede llegar a ser hasta peligroso para él. Así que continúa leyendo, porque te sigo dando opciones.

Déjalo en casa

Si no puedes llevarte a tu gato en vacaciones, otra de las opciones es dejarlo en casa. Esta opción es muy aconsejable en el caso de que el tiempo que vayas a estar fuera no sea muy largo. Yo por ejemplo, personalmente, cuando hago salidas de una semana, es la decisión que tomo.

Por supuesto, no te estoy diciendo que te vayas y lo dejes solo. Siempre es importante que tengas a una persona de confianza, que al menos un par de días en esa semana vaya a hacerle una visita a nuestro gato. Lo más interesante sería una persona que tu gato ya conozca, para que cuando le vea, no se asuste ni se esconda.

Cuando vayas a hacer la salida, asegúrate de que las necesidades básicas del gato están cubiertas. Y teniendo esto en cuenta ya puedes comenzar tus vacaciones.

Cuando la persona que hayas decidido vaya a tu casa; debería estar un ratito con tu gato, jugando con él, con su juguete para gatos preferido. Y también que se asegure que no le falte ni la comida ni el agua en ningún momento. Y también que observe que tu gato está en perfectas condiciones.

Por último, para esta opción, lo que te aconsejo, es que esta persona tenga acceso a comunicarse con nosotros en cualquier momento. Y solamente disfrutar de esos días de descanso.

Dejarlo en casa de alguien

Otra opción, si no quieres dejar solo a tu gato en vacaciones, es llevarlo a casa de alguien.

Esta opción solamente te la aconsejo en caso de que dicha persona sea de total y absoluta confianza. Y que tu gato ya conozca bien a esa persona, o a esa familia. Y si puede haber estado en su casa en alguna otra ocasión anteriormente, mejor que mejor; porque así, la conocerá y sabrá cuales son sus lugares favoritos. Además es lo mejor para ti, así nos ahorramos preocupaciones y miedos.

Dejarlo en guarderías o residencias para mascotas

Aunque es una muy buena opción, la he puesto en último lugar.

Si vas a realizar un viaje largo de bastantes días, esta opción es de las más recomendables. Porque es la forma de asegurarte de que tu mascota va a estar vigilada, y acompañada constantemente. Y también sabes que no le va a faltar comida ni agua. Hay excelentes residencias para mascotas. Lo que te aconsejo es que si vas a dejar ahí a tu gato, antes las visites, las conozcas, y sepas todas las opciones que te ofrecen, para elegir la más adecuada.

La contraposición de esta opción es que tu gato puede que le cueste la adaptación a encontrarse con otros gatos, y en compañía de gente desconocida.

Aquí te he presentado algunas de las opciones que puedes elegir. Si en alguna ocasión has tomado alguna diferente a estas, me encantaría que nos lo explicaras en los comentarios, y así poder ampliar nuestras posibilidades. Todos nuestros michis lo agradecerán.