Fiebre en los gatos

Fiebre en los gatos

Formas de detectar y combatir la fiebre en los gatos

La fiebre en los gatos, tal y como sucede con nosotros, es una reacción del sistema inmunológico del gato asociado a una causa infecciosa. Por lo que su cuerpo reacciona elevando su temperatura para dar aviso de que existe algún problema en su salud. Por lo que identificar la fiebre en los gatos es primordial a la hora de detectar el foco infeccioso que lo produce. E iniciar lo antes posible el tratamiento para erradicarlo.

Existe la creencia de que la fiebre en los gatos se detecta en su nariz, según está más o menos seca o húmeda. Pues nada más lejos de la realidad. Aunque sí es cierto que la nariz de los gatos tiene que ver con su temperatura corporal, no es la mejor manera de detectar si el gato tiene fiebre.

Cómo detectar la fiebre en los gatos

Podemos detectar la presencia de la fiebre en los gatos en ciertos cambios en su comportamiento y hábitos. Los cuales nos indicarán la existencia de problemas de salud. Estos son algunos de los síntomas.

  • Inquietud o angustia: Si notas que tu gato está con inquietud o le notas angustia sin motivo aparente. O si lo notas que está acostado más de lo normal en él, con los ojos pesados o irritados, es una señal de que puede estar en estado febril.
  • Pulso y respiración acelerada: Otro síntoma es que le notes la respiración y los latidos del corazón más acelerados de lo normal.
  • Falta de higiene: Que los gatos son animales muy limpios sobra decirlo. Por lo que si notas que de repente deja de lavarse, y le notas cierta apatía a la hora de hacerlo, es un síntoma muy probable de la aparición de problemas en su estado de salud.

La temperatura corporal de los gatos es algo superior a la de los humanos. Suele estar entre los 38 y 39,5ºC. Aunque es posible que de un individuo a otro pueda variar unas décimas.

La mejor manera y la más fiable para tomarle la temperatura a tu gato, es mediante un termómetro y vía rectal. No es necesario llevar al gato al veterinario para que le tome la temperatura en un principio. Por lo que lo aconsejable es tener un termómetro para éste uso y hacerlo nosotros mismos. Y así podemos detectarlo y comenzar lo antes posible a tratarlo.

¿Qué puedo hacer si mi gato tiene fiebre?

Si le has tomado la temperatura, y compruebas que tu gato tiene fiebre, en primer lugar debes tener tranquilidad. Si la fiebre en los gatos no es muy elevada, hay unos sencillos pasos que puedes hacer para intentar bajarla.

Debemos llevar un control de toma de temperatura. Es importante tomar la temperatura al gato cada 2 o 3 horas. E ir observando cómo se desarrolla la fiebre en los gatos.

En primer lugar es importante que el gato esté en un lugar donde pueda descansar tranquilo. Si observamos que bebe poca agua, hay que ayudarle con jeringuillas. Ya que una buena hidratación es esencial para su estado. Aunque si observamos que el gato no tiene ganas de beber, no debemos obligarlo con la jeringuilla, ya que el agua puede llegar a introducirse en los pulmones. Por lo que lo mejor es proporcionarle comida húmeda. Esta le ayudará a estar bien alimentado y a conservar los óptimos niveles de hidratación.

También podemos colocar compresas húmedas. Esto ayudará a que disminuya la fiebre en los gatos. Mojadas con agua fría y aplicadas durante unos minutos. Debemos aplicarlo tanto en la frente como en las patas y el abdomen. También nos podemos ayudar a humedecer al gato con un rociador en spray. Así cuando el agua se vaya evaporando ayudará al enfriamiento del gato. Una vez hecho esto habrá que secar bien a nuestro gato hasta la próxima vez que se lo hagamos. Que debe ser un par de veces al día.

Es importante tener en cuenta que si la fiebre va acompañada de vómito, lo que se debe hacer es consultar con el veterinario cuál es la mejor forma de mantenerlo alimentado.

Es primordial tener controlada la fiebre en los gatos

Si tu gato ya lleva más de 48 horas y su fiebre no desciende, es importante llevarlo al veterinario inmediatamente.

Al igual que si observamos que su temperatura corporal asciende hasta los 41ºC debemos acudir urgentemente al veterinario.

Debido a que la fiebre en los gatos es causada por otro tipo de patología, lo mejor que podemos hacer es erradicar la raíz del problema. Pero esto es única y exclusivamente del veterinario. Bajo ninguna circunstancia debemos automedicar a nuestro gato. Ya que existen medicamentos para nosotros que pueden producir hasta la muerte en los gatos.

Cómo prevenir la fiebre en los gatos

Como hemos explicado anteriormente, la fiebre en los gatos vienen producidas por otras patologías, tanto leves como graves. Por eso es muy importante llevar al día su calendario de vacunaciones. Y hacer visitas periódicas al veterinario para que le vayan haciendo chequeos rutinarios para garantizar su buena salud.

Otro aspecto importante es mantener una buena alimentación para gatos. Que tenga sus juguetes para gatos para poder liberar energías y hacer ejercicio. y de vez en cuando darle malta para gatos y así evitar la formación de bolas de pelo en su estómago. Piensa que una buena prevención es ideal para evitar problemas mayores en un futuro.

Este artículo no tiene ningún valor médico, simplemente es a nivel informativo. Por lo que para cualquier duda hay que consultar al veterinario inmediatamente.

La fuente consultada para la realización de este artículo ha sido WikiHow.

La imagen utilizada para este artículo es propiedad de Iuri Kothe.

A continuación tienes una selección de los artículos mejores valorados para la óptima salud y cuidados del gato