Miedo a los petardos en gatos

Miedo a los petardos en gatos

Evitemos el miedo a los petardos en gatos

Con la llegada del verano y el buen tiempo, proliferan en todas las ciudades y pueblos las fiestas locales. Por lo que la pirotecnia tiene un papel importante en dichas fiestas. Aunque hay unos pequeñines que les tiene mucho miedo a los petardos, y estos son los pobres gatos. Y aunque no tenemos que irnos solamente a las fiestas populares; en cualquier celebración o evento deportivo, no faltan los fuegos artificiales.

Voy a darte unos consejos para que el miedo a los petardos de tu gato sea más llevadero. Y no haya ningún tipo de problema.

Piensa que hay gatos que debido al inmenso miedo a los petardos, han llegado a saltar desde balcones e incluso se han perdido. Ya que si no sufre ningún daño al caer, comenzará a correr sin rumbo y puede llegar a ser imposible encontrarlo.

Acostumbra a tu gato para disminuir el miedo a los petardos

Una técnica que suele utilizarse es la siguiente. Con varios días de antelación, deberíamos comenzar una desensibilización al ruido de los petardos. Una manera de acostumbrar a nuestro gato a ruidos fuertes, y así evitar el posterior miedo a los petardos.

Una forma de hacerlo es mediante la utilización de grabaciones donde se puedan escuchar sonidos de diferentes petardos. Se debe comenzar con sonidos suaves, e ir aumentando la intensidad paulatinamente. No es conveniente asustar al gato desde un principio.

Cuando para él el sonido de la grabación ya le es familiar, podemos pasar a sonidos más fuertes. Como pueden ser palmadas, o pinchar globos. Al principio se hará alejado del gato y poco a poco nos iremos acercando a él. Algo muy importante es que nunca hagas explotar un globo al lado del gato.

Si vemos que este método puede afectar negativamente al gato, o que mientras lo realizamos se estresa demasiado, o se enfada. Debemos dejar de hacerlo inmediatamente. Lo que queremos es acostumbrarlo y que pierda el miedo a los petardos. En ningún momento debemos causarle un trauma. Ya que podría ser peor el remedio que la enfermedad.

Para que se acostumbre con este método se requiere de mucha paciencia y durante mucho tiempo.

Acondiciona una zona donde esconder a tu gato

Si piensas que debido al carácter de tu gato, o incluso si no te apetece hacer pasar a tu gato por el mal rato de acostumbrarlo a los ruidos fuertes, tienes otra posibilidad.

Si en tu casa hay una habitación donde tu gato suele pasar el mayor rato posible, puedes acondicionarlo para que pase el rato de los fuegos artificiales.

Un buen lugar donde podemos esconder al gato durante los petardos es en algún dormitorio. Ya que los colchones, la ropa de cama, nuestra propia ropa y cortinas ayudan a atenuar el ruido de los petardos.

En el dormitorio, cerraremos puertas y ventanas para evitar que el gato salga. Podremos la cama del gato, o alguna mantita que tenga su olor o el tuyo, para que se sienta más tranquilo y protegido. Y no esté sobre el frío suelo. Si es en época de verano que normalmente tenemos menos ropa en la cama, deberíamos sacar las mantas y edredones. No para tapar al gato. En ningún momento debe sentirse atrapado. Si nó para extenderlos por el dormitorio para que ayude a disminuir el ruido.

Es importante que durante el tiempo de los petardos estés con él, acompañándolo. En ningún momento debes tener nervios por el miedo que esté sintiendo tu gato; ya que ese miedo lo detectará él y hará que se sienta peor. Para que él esté calmado, primero lo debemos estar nosotros.

Si tienes aire acondicionado, puede ir bien tenerlo a una temperatura fresca pero suave, que haga sentirse mejor a tu gato.

Y durante los fuegos artificiales puedes ir ofreciendo poco a poco golosinas o latita con comida húmeda para gatos, para hacerle más agradable el rato, e intentar eliminar el miedo a los petardos. También puedes tener sus juguetes favoritos y jugar con él.

Uso de calmantes o ansiolíticos

En primer lugar debo decirte que no es aconsejable el uso de calmantes o ansiolíticos para calmar el miedo a los petardos en tu gato.

Por supuesto, en ningún momento debemos administrarle ningún tipo de calmante automedicando al gato nosotros mismos. Puede tener síntomas muy negativos en él.

Aún así, si el miedo a los petardos es tan grande que es imposible calmarlo de otra forma que no sea con tranquilizante, debes llevarlo a su veterinario. Y que se él quien te diga qué tipo de medicación puedes darle, y la dosis a administrar.

Reflexiones personales

Entiendo perfectamente, que hayan personas que necesiten petardos para celebraciones y fiestas. Y como propietario de gatos, soy consciente que debido a la gran sensibilidad en los oídos de los gatos, los petardos pueden llegar a produrcirles incluso dolor. Por lo que creo que acabar con los petardos para evitar el sufrimiento animal, no es algo que se vaya a conseguir de un día para el otro. Desgraciadamente se requerirá mucho tiempo. Pero para poder conseguirlo alguna vez, debemos concienciar a nuestros hijos, sobrinos, a los peques en general, y así, en un futuro, espero que se llegue a crear consciencia colectiva y erradiquemos el sufrimiento de nuestros pequeños amigos.

Me gustaría que nos dejaras tus pensamientos en los comentarios y debatamos entre todos sobre el tema.