La alimentación del gato

La alimentación del gato

Una buena alimentación del gato es esencial para su salud

Nuestra obligación como propietarios es cuidar constantemente la alimentación del gato. Sobra decir que su alimentación es primordial para la supervivencia. Al igual que una alimentación correcta se verá reflejada tanto en el aspecto físico como en el carácter de tu gato. Por lo tanto debemos saber elegir el tipo de alimentación adecuada para nuestro gato, dependiendo de su edad, estilo de vida y estado de salud.

Alimentación para cada tipo de gato

Las principales características que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la mejor comida para nuestro gato son las siguientes. Edad del gato, estilo de vida (actividad física que realice a lo largo del día), estado de salud (no es igual la alimentación para un gato sano, que para otro enfermo). En caso de un gato con alguna enfermedad, la alimentación la determinará un veterinario.

La alimentación del gato junior o cachorros

Gato bebé comiendoSe considera un gato junior o cachorro, a los que comprenden la edad desde su nacimiento, hasta el año. En esta etapa es importante que se le administre alimentos con más proteínas, vitaminas y calorías. Ya que están creciendo y su organismo lo demandará más.

Desde que nacen hasta las tres semanas aproximadamente, deberían tomar exclusivamente leche de su madre. Si es un gato abandonado y no es posible la lactancia materna, habría que alimentarlo mediante biberón. Con un sustituto de leche materna, que puedes encontrar en veterinarias y tiendas especializadas.

A partir de la tercera o cuarta semana, ya pueden empezar a tomar croquetas o alimento seco. Hay que tener en cuenta que es la primera vez que van a probar algo así. Por lo que en ocasiones pueden rechazarlo. En este caso se les puede ayudar desmenuzarla y mojarla hasta conseguir un puré. Esto ayudará a que tu gato se vaya acostumbrando y comience a comer.

La alimentación del gato adulto

Gato adulto comiendoA partir del año de edad, y hasta aproximadamente los siete años, el gato ya se puede considerar que es un gato adulto. Por lo tanto, hay que cambiar el tipo de alimentación, ya que su organismo demanda otro tipo de alimento.

Un dato importante a tener en cuenta a la hora de alimentar a nuestro gato, es que los gatos son carnívoros. Por lo que debemos alimentarlo de una manera equilibrada. No se le puede dar solamente comida vegetariana o solamente carne. Ya que las necesidades de su alimentación no estarían completas.

Podemos ponerle un recipiente con suficiente comida, y que él se la vaya administrando conforme tenga hambre. O también podemos darle de comer dos veces al día. La cantidad recomendada son 250 Calorías por día. Pero por supuesto esto está condicionado por el peso del gato, su actividad física diaria, su organismo y muy importante, por su estado de salud.

En gatos adultos, se puede combinar durante el día la comida seca como la húmeda. Éstas últimas se le llaman así a las que generalmente se venden en latas.

Alimentación de un gato de edad avanzada o gato senior

A partir de los 8 años de edad, el gato se puede considerar que ya tiene una edad avanzada. Por lo que la alimentación que debemos darle, debe cuidarse mucho. Ya que a esta edad es cuando le suelen aparecer los problemas de hígado, y corazón. También, debido a su edad suelen realizar menos actividad física. Por lo que su alimentación debe ser aquella que le faciliten la digestión, rico en fibra, y con propiedades digestivas. Existen piensos para aportar la alimentación del gato senior apropiada.

Sobre todo en esta etapa, hay que cuidar la alimentación de los gatos si padecen alguna enfermedad.

Sobre todo, hay que respetar los consejos que nos dé nuestro veterinario; para evitar perjudicar su salud.

Consejos finales para la alimentación del gato

Son pocos los consejos que puedo dar para alimentar a tu gato. Porque el único consejo que te puedo dar es que siempre le des croquetas, pienso, o comida húmeda, pero las diseñadas especialmente para estos animales.

En ningún caso te aconsejo que los alimentes de la misma comida que tengas para ti. Porque las necesidades alimenticias de tu gato son totalmente diferentes a las tuyas. Y algo que a ti te beneficia, a él puede causarle enfermedades de hígado o riñón.

Además, si no te acostumbras a darle de tu comida a tu gato mientras estás en la mesa, no te estará pidiendo continuamente mientras estés comiendo tú. Y recuerda que a esto se le educa desde que nacen.

Las imágenes utilizadas para ilustrar este artículo son de Oswaldo y de Ekhiñe Graell.

También puede interesarte ver nuestro artículo de rascadores para gatos

Las mejores ofertas en comida para gatos