Arena para gatos

Arena para gatos

Escoger una buena arena para gatos puede ser tarea complicada

Cuando un gato llega a tu hogar, no viene solo. No, no me refiero a otros gatos ni nada por el estilo, pero sí a ciertos accesorios que, a día de hoy, son necesarios para facilitar tanto la vida del gato como la de las personas que vivan en la casa. Y esta vez me voy a centrar en hablarte de la arena para gatos. En este artículo te contaré cómo hacer en primer lugar que tu gato use el arenero. También te contaré sobre los distintos tipos de arena que hay en el mercado. Así como cuál es la ideal para tu gato. Así que, allá vamos.

¿Cómo enseño a mi gato a usar el arenero?

Por norma general no es algo que necesites enseñarle a tu gato. El gato es un animal muy limpio, de forma natural él identificará el arenero como un buen lugar donde hacer sus cositas de forma que su rastro quede concentrado ahí. Sí, para que sus presas no lo anticipen. Aunque a día de hoy sean animales domésticos, aun tienen bastante instinto. De igual forma si ya hay gatos en la casa que estén usando el arenero, el nuevo inquilino gatuno tenderá a imitar el comportamiento de los gatos más veteranos. No obstante y con todo, cada gato es un mundo y puede ser que el tuyo tenga problemas para usar el arenero de forma correcta. Por lo que primero voy a darte unos pequeños consejos.

Usa una arena sin olor, Algunas arenas para gatos del mercado tienen perfume. Para educarlos a usar el arenero es mejor usar arenas neutras que no los confundan.
El arenero debe tener un tamaño adecuado al gato, si es un gatito pequeño no pongas un arenero al que le cueste acceder. Si no queda más remedio, debemos ayudarle a entrar.

La comida lejos del arenero

No pongas la comida del gato cerca del arenero, no les va a gustar hacer sus cosas cerca de su comida. Busca un sitio tranquilo para situarlo, o si el gato ya ha empezado a orinar en un lugar de la casa que da la casualidad que es un buen lugar, ponlo allí.
Si bien hay que mantener el arenero lo más limpio que se pueda, los primeros días es mejor no hacerlo para que el gato identifique el olor y vuelva allí.
Si ve a tu gato que está a punto de orinar o defecar donde no debe, llevalo al arenero. Pero sin regañarle y con suavidad, para que no asocie el arenero a un castigo.

¿Donde coloco el arenero?

Bien, este es un punto muy importante a tener en cuenta. No puede ser cualquier lugar. primero porque un arenero por muy limpio que esté, es un foco de gérmenes. Por lo que hay que descartar zonas como cocinas, habitaciones e incluso el baño. Sé que parece lógico pero es mejor avisar. Lo ideal es una zona en la que el gato tenga privacidad, hay gatos a los que no les gusta que les vean usarlo. Te lo digo de primera mano; mi gata entra al arenero y si ve que estoy cerca, se queda ahí parada mirándome hasta que salgo de su vista. Como cualquier persona humana, dudo que haya mucha gente a la que no le importe que la vean usando el baño. Por eso hay que buscarle un lugar donde estén cómodos y tranquilos.

Otro punto importante es no poner el arenero cerca de su comida, ni de su cama. Como he dicho, son animales muy higiénicos y puede que no lo usen por tenerlo al lado de esos dos sitios. Así que mejor alejado. Otro par de cosas que debes procurar conseguir es que sea un lugar ventilado y de fácil acceso. Todo lo que sean facilidades para entrar al baño son bienvenidas ¿a que sí?.

¿Qué tipos de arena para gatos existen?

Dependiendo de tu gato y tus preferencias, en el mercado puedes encontrar arenas para gatos creadas a partir de distintos materiales. Cada una con sus ventajas y sus contras, por eso aquí encontrarás información sobre cada tipo de arena.

La Arena para gatos convencional

Este tipo de arena es la más extendida. Está compuesta por sepiolita. Este mineral es tremendamente poroso y absorbente. Esta arena al ser tan común, es la más fácil de encontrar y de las más económicas. De hecho, en cualquier supermercado podrás encontrarla. Por otro lado, es una arena para gatos que no permite demasiados usos. Si no dispones de mucho tiempo libre no es tu arena, porque se ensucia rápido y huele fuerte a los pocos usos. Es una arena que te puede venir bien en un momento dado. Es barata y cumple su función pero requiere más atención que otras arenas si no quieres que huela fuerte. Por lo que tendrás que cambiarla bastante a menudo.

Arena de Sílice

Como su nombre indica, está compuesta por pequeños cristales de sílice. El cual es un mineral que también tiene un gran poder de absorción. Este material no crea olores y es bastante suave al tacto. Es fácil separar los excrementos del gato del resto de la arena para gatos. Y al contrario de otras, esta arena se tiñe cuando el gato la orina por lo que también es fácil de detectar y limpiar. ¿Qué desventajas tiene? Pues su precio. Es algo más cara que la arena convencional, aunque también es de las más duraderas. Pero por otra parte hay gatos que no terminan de acostumbrarse a ella. No obstante, si tienes más de un gato es una buena opción por la que merece la pena gastar un poquito más. Puedes probar si tu gato la acepta.

Arena Aglomerante

Esta arena es la más fácil de limpiar. Está compuesta por una arcilla aglomerante. Cuando el gato orina o defeca en esta arena, tanto una cosa como la otra se apelmazan formando bolitas, que sólo tienes que recoger con una pala de arenero y tirar. Por lo que es una arena ideal si no dispones de mucho tiempo. Ya que se puede limpiar fácil hasta que tengas que renovar. Como contrapunto es el olor, ya que no es un arena inodora, y algo más sucia que el resto debido al polvo que genera.

Arena Ecológica

Esta arena es la más respetuosa con el medio ambiente. Suele estar formada por fibras de madera. Lógicamente es biodegradable, por lo que puedes tirarla directamente por el wc. Es una muy buena opción ya que también es fácil de limpiar. Pero si tu gato es de pelo largo posiblemente acabe con las patitas muy sucias. Así como alrededor del arenero por que suelen esparcirla más de lo normal y te tocará barrer. Es una arena ideal para más de un gato y sobre todo si dispones de tiempo para mantener limpio el arenero.
Como ves, hay varios tipos de arena para gatos que se adaptan a las necesidades de cada uno. espero que puedas encontrar la que mejor se adapte a ti, y sobre todo a tu gato. A fin de cuentas va a ser el principal usuario de esta.

También te puede interesar nuestro artículo sobre rascadores para gatos

Selección de las arenas para gatos mejor valoradas