Cómo hacer que dos gatos se lleven bien

En muchas ocasiones, cuando en casa ya tenemos un gato, y queremos meter a otro, tenemos problemas, ya que el que ya teníamos no lo acepta. Y en cualquier caso, es un problema.

¿Por qué se pelean mis gatos?

El fallo principal que solemos cometer a la hora de llevar a un nuevo gato a casa, es presentarlos de golpe. Y eso es malo, porque como ya sabemos, los gatos son animales muy territoriales, y al introducir a otro en casa, lo toma como que está invadiendo su territorio. Y claro, al sentirse amenazado, su primera reacción es atacar. Por lo que ya empezará rechazando por completo al nuevo gatito.

¿Cómo hacer la adaptación de dos gatos?

Lo primero que debo decirte, es que debes armarte de paciencia, ya que hacer que dos gatos se lleven bien, puede ser una tarea muy ardua y complicada. Pero no te asustes, no es imposible. Aunque la adaptación podría llevarte semanas, o incluso algún mes.

Los consejos que voy a darte, te aseguro que están basados en la propia experiencia, por lo que son métodos que funcionan.

¿Cómo hacer para que mis gatos se lleven bien?

Antes de nada, comentarte un punto muy importante, y es que debemos tener a nuestros gatos debidamente vacunados, tanto el nuevo, como el que ya tenemos, para evitar problemas en un futuro.

En caso de que los dos gatos que vayan a convivir sean machos, es interesante que te plantees la esterilización de ambos, ya que al comenzar la convivencia, comenzarán a marcarlo todo con su orina.

En el caso de que los gatos sean de sexos diferentes, también aconsejo la esterilización de uno de ellos. Por supuesto, siempre y cuando no desees que tengan descendencia.

El día que vayas a hacer la presentación de los dos gatos, es importante que hagas una limpieza general en la casa. De esta forma, evitarás que tu hogar tenga restos de olor por todas partes del gato que ya vive contigo. Y el nuevo peludito no se sentirá en un lugar extraño, y así estará más cómodo. Es normal que siempre quede algo del olor de tu gato, pero de esta forma será menos fuerte.

Sería interesante que a la hora de hacer la primera toma de contacto, ambos gatos estén dentro de un transportín, y los dos tapados. Así evitarás que se vean, pero se podrán oler. Y dejarlos un ratito así. Esto te dará una idea de cómo empieza la reacción de ambos. En caso de que no tengas dos transportines, puedes poner a cada uno en habitaciones separadas y con la puerta cerrada. Así podrán olerse mutuamente bajo la puerta, y sin verse. ya que el olor para los gatos es una herramienta de socialización muy importante.

Seguidamente debemos retirar las mantas, y hacer que ya comiencen a verse mutuamente. Y observa la reacción. Si  ves que no intentaron agredirse mutuamente, vamos por buen camino.

A continuación puedes abrir uno de los transportines y dejar que se acerque uno al otro. Si no observas agresividad por parte de ninguno, puedes abrir el otro y que por fin se junten y se puedan oler bien. Estaría bien que ambos gatos estuvieran sujetos por correas, para así separarlos más fácilmente en caso de problemas. Para evitar que puedan hacerse daño el uno al otro, puedes cortarle las uñas a los dos gatos, así evitaremos heridas preocupantes.

Por supuesto no faltarán entre ellos los típicos bufidos; pero no debes preocuparte. Y en ningún caso regañar a ninguno, ya que puede relacionar esta recriminación con el otro gato y puede ser contraproducente; ya que hará que se lleven peor. 

Otro método que puede llevar a cabo es que en un principio cada uno viva en una parte diferente de la casa. Así cada uno tendrá su territorio. Y pasada una semana, puede intercambiarlos. Y dejarlos aproximadamente una hora, así podrás ir observando la reacción que tiene cada uno en el territorio del otro. Y después devolver cada uno a su habitación, para que puedan relajarse en su espacio.

Cuando puedas hacer que los dos gatos se puedan relacionar el uno con el otro sin correas ni nada, deberías hacerlo progresivamente, un día los dejas un tiempo, y progresivamente los vas dejando más tiempo juntos. Después de cada sesión cada uno deberá volver a su espacio. Y así conseguimos que se vayan acostumbrando mutuamente.

Te recuerdo la gran importancia que tiene el juego para los gatos. Por lo que algo que te puede ayudar es que tomes el juguete preferido del gato que ya tenías en casa y lo pases por el cuerpo del nuevo habitante; así su olor quedará impregnado. Y una vez hecho esto, vayas a jugar con el otro gato. Puede que al principio no le haga gracia el olor que tiene, pero si es su juguete favorito, al final se acabarán rindiendo y comenzará a jugar. Esta es una forma de acostumbrarse al olor del otro, y lo relacionarán con el placer del juego.

Una vez comiencen a convivir, debes ponerle de comer a ambos al mismo tiempo, así irán viendo que no les falta nunca alimentos a ninguno. Así, viendo ellos que hay abundancia de comida, son menos territoriales. Y en ocasiones, el compartir el momento de la comida, puede hacer que los dos gatos se vayan aceptando mejor. Por lo que te puedo asegurar que el alimento es tu mejor aliado a la hora de hacer la adaptación de dos gatos.

La comida también te puede ayudar mientras no puedas juntarlos a los dos. Ya que puedes ponerles de comer a los dos con una puerta entreabierta entre ellos. Con el fin de que se puedan oler mientras están comiendo ambos; esto hará más fácil la aceptación entre los dos gatos. Consiguiendo así que relacione el placer de la comida con el olor y la presencia del otro gato. Por supuesto debes asegurarte que aunque se pueden ver, ninguno puede pasar al otro lado.

Otro punto importante es que cada uno tenga un arenero diferente. Ya que al igual que a nosotros no nos gusta utilizar baños públicos, a nuestros gatos tampoco. Aunque cuando ya cuando los dos gatos se acepten mutuamente y convivan juntos, podrán usar el mismo arenero.

Si te has tenido que presentar a dos gatitos y has hecho algo diferente a lo que he estado explicando, me gustaría que dejaras en los comentarios cómo fue tu experiencia, y así podemos aprender nuevas formas de conseguir que dos gatos se lleven bien.

Todo mi agradecimiento a @yadunas por cedernos la foto de sus michis para este artículo.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables

Aviso Cookies!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Estoy de acuerdo Mas Info.