Por qué mi gato no usa el arenero

¿Por qué mi gato no usa el arenero?

Si tu gato no usa el arenero, puede convertirse en un problema

Aunque de sobras es sabido que los gatos son los animales más limpios que podríamos tener, en ocasiones pueden existir problemas por el que tu gato no usa el arenero. Existen dos causas fundamentales para ello. Una de las causas son los problemas de salud. Y la otra causa importante es la propia conducta del gato.

En ningún momento debes pensar que si tu gato no usa el arenero es por algún tipo de acto deliberado por su parte. Debemos corregir el problema lo antes posible. Por lo que debemos examinar su salud física, y prestar una gran atención a su conducta y comportamiento.

Los gatos que hayan sido adoptados recientemente, en ocasiones pueden tardar varios días, o incluso semanas a acostumbrarse a usar el arenero. Otro factor muy importante es si al llegar a casa el nuevo gato ya hubiera otro anterior. En este caso puede ser que a tu nuevo gato no le guste compartir el arenero.

Como podrás comprobar, no es una tarea sencilla de detectar y de solucionar. Por ello vamos a pasar a detallarte varios motivos y así poder ayudarte a descubrir el porqué tu gato no usa el arenero.

Factores fundamentales por el que el gato no usa el arenero

Para detectar y solucionar este problema, existen cuatro factores fundamentales a los que debemos prestar atención, y son: Salud, instinto, estrés y solución.

Problemas de salud del gato

Es el primer motivo que debes tener en cuenta, ya que es importante solucionarlo lo antes posible, para evitar problemas mayores en un futuro.

Estreñimiento y problemas urinarios

Los gatos con problemas de salud como el estreñimiento o problemas urinarios, pueden llegar a “culpar a la caja de arena”. Por eso es probable que busque otros lugares para poder hacer sus necesidades. Otra causa probable es la artritis causada por la edad. Esto puede hacer que le cueste entrar y salir del arenero, causándole dolor.

Otro motivo por el que tu gato no usa el arenero es por problemas en el tracto urinario. Si tiene algún tipo de infección, es probable que el hecho de orinar fuera del arenero, sea una forma de avisarte de su problema.

Al menor indicio que tengamos que tu gato no usa el arenero sea por problemas de salud, debemos acudir inmediatamente al veterinario. Él será de encargado de realizar las exploraciones y pruebas necesarias para determinar el problema que pueda tener tu gato. Y por tanto, poder solucionarlo lo antes posible. O en cambio, descartar problemas relacionados con la salud.

La limpieza de la caja es fundamental, ya que una mala higiene de esta, puede ocasionar problemas de salud a tu gato.

Instinto

Otro de los motivos bastante comunes por lo que el gato no usa el arenero, es no querer compartirlo. Este motivo se suele dar en hogares donde ya haya otros gatos.

Los gatos usan la orina como método para marcar su territorio. Si otro gato ya ha orinado en el arenero, es posible que no quiera compartirlo. Por este motivo hay expertos que aconsejan tener como mínimo un arenero por cada gato que tengamos. Aunque lo ideal sería tener uno más del número de gatos que tengamos.

Otro motivo puede ser que el gato rechace el tipo de arena que uses. En el mercado existen arenas aromatizadas que pueden causarle rechazo a tu gato. Al igual que si está compuesta por pequeñas piedrecitas, éstas pueden hacerles daño en las almohadillas de sus patitas.

Por suerte en el mercado existen gran número de tipos de arena para gatos, así que aunque en un principio te cueste un poco encontrar el tipo de arena que mejor se adecúe a él, merece la pena el esfuerzo.

Estrés

Sabemos que los gatos son animales de costumbres. Cualquier pequeño cambio les pueden ocasionar un gran estrés. Y lo puede manifestar de numerosas maneras. Y una de ellas puede ser no usar el arenero.

Existen multitud de causas por las que el gato puede sentir estrés. Mudanzas, viajes, visitas de extraños en casa, ruidos fuertes de obras tanto dentro de casas como en la calle, etc…

Si advertimos que el gato no usa el arenero por este tipo de motivo, no hay que alarmarse. Simplemente debemos tener un poco de paciencia y esperar. Y comprobar que cuando se haya estabilizado, haga sus necesidades de forma correcta.

Solución

La solución del tema es en principio el punto más sencillo de todos. Lo más complicado son los puntos anteriores, la detección del motivo que ha originado que tu gato no use el arenero. En la explicación de cada problema hemos ido dando posibles soluciones, o acciones a tomar en caso necesario.

Aunque aconsejamos que sea cual sea la causa del problema, es importante acudir al veterinario. Informándoles de lo que has observado, y de cual puede ser la causa; ellos te guiarán y ayudarán a solucionarlo antes de que se convierta en un auténtico problema.

En el mercado existen sprays y líquidos con olores que repelen al gato. Esto puede ser una solución en un momento dado. Pero recuerda que es muy importante que no abuses de ellos. Ya que un uso prolongado puede causar alergias o sensibilidad a ciertos productos, y agravar el problema.

Fuente consultada: Sitio Web de The Spruce

También te puede interesar nuestro artículo sobre rascadores para gatos

Selección de los areneros y arenas mejor valoradas para tu gato