Gatos positivos

Gatos positivos

¿Qué son los gatos positivos?

Se les denominan gatos positivos a los gatos que padecen leucemia felina o inmunodeficiencia.

Es una enfermedad producida por un retrovirus. Esta enfermedad solamente afecta y se transmite entre los gatos. La cual les produce un sistema inmunitario débil. Por lo que el organismo de los gatos positivos es más vulnerables a ser atacado por cualquier otro virus o bacteria.

Este virus se contagia a través de la saliva, secreciones nasales, relaciones sexuales, e incluso también a través de la orina y las heces.

Tenemos un artículo en el cual tratamos más profundamente el tema del virus de la leucemia felina, y te damos consejos de cómo detectarla, prevenirla, e incluso tratarla en caso de que tu gato sea positivo.

¿Cómo saber si mi gato es positivo?

Existen una serie de síntomas que pueden hacernos sospechar que nuestro gato es positivo:

  • Pérdida de apetito.
  • Vómitos o diarrea.
  • Pérdida de peso rápidamente.
  • Caída del pelo. Incluso heridas en la propia piel.
  • Recuperación de enfermedades comunes muy lentamente.
  • Decaimiento y falta de ganas de jugar.
  • Fiebres constantes.
  • Encías y mucosas de un color pálido.

Hay que tener en cuenta que desde que un gato comienza a ser positivo hasta que comencemos a detectar dichos síntomas, pueden pasar incluso algunos meses.

Si notamos estos síntomas y sospechamos que nuestro gato ha podido tener contacto con gatos positivos, tanto dentro de casa, como gatos de la calle; debemos llevarlo inmediatamente al veterinario.

Calidad de vida de los gatos positivos

La triste realidad es que desgraciadamente existen muchas personas que llegan a marginar a los gatos positivos. Incluso este tipo de gatos son los que más difíciles son de conseguir su adopción. Ya que estas personas se piensan que están condenados a una pronta muerte.

La verdad es que con unos simples pasos y cuidados a estos gatos, pueden llegar a tener una vida larga, y saludable.

Existe una vacuna para evitar esta enfermedad. Aunque como todas las vacunas no es 100% efectiva. Hay gatos que sí le previene de contraer este virus, y otros que incluso vacunados, llegan a ser gatos positivos. Aunque evidentemente, no está de más suministrar esta vacuna a nuestro gato.

Piensa que una correcta colaboración entre nosotros y el veterinario, puede hacer que los gatos positivos vivan muchos años.

¿Cómo es la convivencia con gatos positivos?

Para garantizar la mejor calidad de vida posible a un gato positivo. Lo más importante es que tengamos cuidado de que no contraiga enfermedades comunes. Ya que un simple resfriado puede ser nefasto para él; debido a su falta de defensas. Por lo que si evitamos que nuestro gato salga a la calle, le damos los mayores cuidados posibles y una sana alimentación, evitaremos que enferme.

También es importante que si convive con otros gatos, no compartan la caja de arena, para evitar el contagio en el gato negativo.

Otro aspecto a tener en cuenta si viven con otros gatos, es tener cuidado de que no se peleen. Ya que si por casualidad el gato positivo es arañado y herido, se puede infectar esa herida. Y le puede provocar problemas mayores.

El gato positivo también se merece nuestro cariño

Aunque hemos avanzado mucho. Y el virus de la leucemia y la inmuno cada vez se conoce más. Aún existen muchos gatos positivos que tienen verdaderos problemas a la hora de ser adoptados. Así que si vas a algún refugio de animales o a alguna protectora, y llevas la intención de adoptar. Piensa que los gatos positivos son en realidad los que más necesitan ser adoptados. Y los que también más requieren tener un hogar, en el que se sientan queridos, cuidados y amados. Seguro que todo ese cariño y amor que le des, te será devuelto multiplicado por mil.

La imagen utilizada para este artículo es propiedad de Daniel Torres Bonatto.

Si tienes un gato positivo, o conoces alguno, me gustaría que dejaras en los comentarios tus experiencias con él.