Comprar las mejores camisetas de gatos
Cómo evitar que los gatos arañen los muebles

¿Por qué mi gato araña los muebles?

Seguramente es una de las preguntas más generalizadas entre los que tenemos gatos. Pues bien, si lo que queremos es evitar que nuestros gatos arañen los muebles, debemos saber en primer lugar la razón de porqué lo hacen.

Que tu gato arañe todos tus muebles no es por un simple placer destructivo que pueda tener tu michi. Las razones son varias. Los gatos utilizan sus uñas para sujetarse en alguna superficie, mientras estiran sus músculos. Además, les sirve para limpiar sus uñas, a la par de afilarlas. Debes saber que las uñas de los gatos son muy importantes para él. Puedes descubrir más sobre las uñas de los gatos en nuestro artículo sobre la desungulación de los gatos. Y a parte, y debido a las glándulas de feromonas que tiene sus patas, por lo que al rascar, también les sirve para marcar su territorio.

Como es lógico, cuando tu gato rasca los muebles además de una huella olfativa para otros gatos, evidentemente, también deja una huella visual, al deteriorar los muebles. Y para ellos, cuanto más evidente sea la huella visual, más está marcando su territorio, por lo que es normal que siempre vaya a los mismos lugares a rascar. Y aunque en el hogar no haya más gatos, es una forma de comunicarse.

Así que lo mejor es que entendamos que rascar para los gatos, es algo que no pueden evitar, ya que lo tienen en su propia naturaleza territorial.

Otros motivos por los que tu gato araña los muebles

A parte de los motivos anteriormente descritos, también es usual que los gatos arañen los muebles por otras razones; como puede ser el aburrimiento, el estrés, o incluso ansiedad. Por lo que si mantienes a tu gato activo, o con algún otro gato en casa, podrás evitar en cierta manera, aunque ya te digo que no por completo, que tu gato arañe los muebles.

Cómo evitar que tu gato arañe los muebles

Para evitar que tu gato arañe tus muebles, cortinas o tu sofá, es muy importante que estudiemos sus hábitos de rascado. Y así podamos intentar redirigir su conducta para que utilice otros artículos especialmente diseñados para tal propósito.

Por lo que la mejor opción es disponer de rascadores para gatos, para que tu michi pueda estirar sus músculos, afilar sus garritas, o marcar todo lo que desee. Aunque sea posible cambiar el hábito de rascar los muebles, sería interesante que desde el primer día que llegue nuestro peludito a casa, ya disponga de rascadores; mejor si tiene más de uno repartidos por la casa. Lo ideal es tener el mismo número de rascadores que de gatos, más uno; así evitaremos peleas entre ellos. Y como los gatos no rascan los muebles por travesura, sino por un reflejo natural, se acostumbrarán a utilizar sus rascadores.

Para cambiar el hábito de rascar los muebles, debemos, en primer lugar, limpiar bien la zona donde suele rascar, así quitaremos la mayor parte de feromonas de ese lugar, y dejará de ser tan tentador para él. También para algunos gatos, la textura del papel de aluminio es muy desagradable. Por lo que si forras la zona donde suele rascar con este tipo de material, dejará de acercarse ahí. Aunque hay que reconocer que no es muy agradable estéticamente forrar los muebles con este papel.

Otra manera de evitarlo, es poniendo cinta adhesiva de doble cara en las zonas donde suele rascar, y verás como cuando note que sus patitas se pegan en esa parte de tus muebles, dejará de ser tan atractivo para él. Además si lo rocías con esencias de aromas cítricos, también evitarás que se acerque, ya que los gatos odian esos olores, y preferirá mantenerse alejado.

Una vez que tu gato no tenga esos lugares donde rascar, puedes tener la seguridad de que buscará otro lugar, por lo que tener rascadores es muy importante. Los lugares ideales donde poner los rascadores, son normalmente cerca de donde suele dormir y descansar, y pegados a los muebles que suele rascar.

Es importante que no se pongan los rascadores en lugares muy escondidos, ya que así no los querrá utilizar. Ya que como los usa para marcar su territorio, si está en un lugar visible, ellos entenderán que otros gatos pueden verlos también, y los marcará como su territorio. Y tal y como te he dicho antes, cuando más lo use, más lo hará en el futuro.

Hay diversos tipos de rascadores para gatos, y de diferentes materiales, por lo que es importante que en un principio le tengas la mayor variedad posible, para poder observar cual es el tipo que más le gusta. Ya que si solo tiene uno, y esa textura no le gusta, no lo utilizará, y habremos fracasado en nuestro deseo de que nuestro gato deje de rascar los muebles.

Si has utilizado alguno de estos métodos, o conoces alguno nuevo, te agradecería que lo dejaras en los comentarios, y así aprenderemos nuevas formas de salvar nuestros muebles.

 

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables

Aviso Cookies!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Estoy de acuerdo Mas Info.