Cepillos para gatos

Cepillos para gatos

¿Para qué sirven los diferentes cepillos para gatos?

En el mercado puedes encontrar un gran número de modelos diferentes de cepillos para gatos, furminator para gatos, peines para gatos, cortanudos, antipulgas, y un largo etcétera.

Pues bien, a lo largo de este artículo voy a intentar mostrarte los principales cepillos para gatos que existen, su mejor forma de usarlo, y su principal uso.

Porque aunque parezca que todos los diferentes tipos de cepillos para gatos existentes sirven para lo mismo, no es así. Cada uno tienen una función determinada; y están especialmente diseñados para realizar de la mejor manera esa función.

A la hora de adquirir un cepillo para gatos, un peine, o el furminator para gatos, es importante tener en cuenta que el que compremos se corresponda con el tipo de pelo de nuestro gato (gato de pelo corto o gato de pelo largo). Ya que dependiendo de eso la longitud de las púas son diferentes, y evitaremos dañar o incluso herir a nuestro gato.

La carda

Estos son los tipos de cepillos para gatos más común y los más utilizados. Es un cepillo de púas metálicas finas. Y puede servir un poco para todo. Peina, desenreda, quita pelos muertos, etcétera. Se podría decir que es el típico peine para todo.

Pero no te lleves a engaño, aunque es aconsejable tenerlo en casa y usarlo periódicamente, no está especializado en nada. Por lo que si tu gato tiene problemas mayores con su pelo, lo mejor es utilizar el que mejor se adapte para erradicar el problema.

Furminator para gato

El furminator es un tipo de cepillo para gato (aunque también existe el furminator para perros) diseñado especialmente para retirar el pelo muerto de nuestro gato.

Estoy totalmente seguro de que en primavera, con el cambio de estación tu gato comienza a perder pelo. Esto es porque al llegar el buen tiempo, el gato se desprende de la capa de pelo que le da abrigo. Esto es algo natural para evitar que tu gato pase excesiva calor en verano.

A parte de los inconvenientes o molestias que pueda tener encontrarte pelos de tu gato por toda la casa a causa de la muda; existe el consiguiente problema de salud que puede representar para tu gato la caída del pelo.

Al acicalarse, tu gato está tragando una gran cantidad de pelo muerto que tiene suelto a lo largo de su cuerpo. Esto puede ocasionar que se le forme bolas de pelo en el estómago. Y consecuentemente tengan dolores de estómago e incluso que llegue a vomitar.

Utilizando el furminator para gatos, aparte de eliminar todos esos pelos muertos, evitaremos también el tener que administrarle la malta para gatos a causa de las bolas de pelo.

El peine masajeador

Este tipo de peine se suele encontrar como guante, con púas más cortas y gruesas, fabricado en goma suave. Este, aunque esté dentro de la categoría de peines, no es del todo un peine para gatos. Normalmente se utiliza como masajeador. Este tipo de peine masajeador es muy útil su uso con tu gato. Aunque hay gatos a los que les hace cosquillas y huyen cuando lo vas a utilizar. Tiene muchos beneficios su uso. Al masajear a tu gato con este guante, estás reactivando su circulación sanguínea y movilizando los líquidos corporales. Por lo que fomenta la distribución de sangre por todos los órganos del cuerpo de tu gato. Y al mover los líquidos corporales, los nutrientes llegarán mejor a las células; ayudando a la eliminación de toxinas ya que se consigue que estas alcancen los órganos y ganglios encargados de suprimirlas.

Además de todos estos beneficios, mejorarás tus vínculos afectivos con tu gato, al proporcionarle un masaje relajante para él. Y seguramente también para ti, ya que es como estar acariciándolo.

Peine para pulgas

Este tipo de peines para gatos tienen largas púas metálicas, muy juntas entre sí. Ayudando a eliminar con cada pasada, pulgas, piojos, caspa, e incluso suciedad. Y elimina algunos pequeños nudos que pueda tener también.

Cortanudos

Aunque este no se podría calificar ni como peine ni cepillo para gatos, ya que es más bien una herramienta. Posee unas cuchillas estratégicamente colocadas para evitar hacer daño a nuestro gato. Y lo que hace es literalmente cortar los pelos que tengan el nudo, para posteriormente con otro cepillo o peine para gatos desenredar el pelo.

En el mercado existen más tipos de peines y cepillos para gatos, pero estos que te he mostrado son los principales y los más comunes. Además de los más útiles. Si poco a poco te vas haciendo con alguno de cada categoría, conseguirás tener siempre el pelo de tu gato limpio, sano, suave, brillante y con una salud envidiable.

Me encantaría que dejarás en los comentarios tu experiencia a la hora de peinar a tu gato, y con qué peine lo haces.