Comprar los mejores rascadores para gatos
La desungulación de los gatos

¿Qué es la desungulación de los gatos?

Todos los que convivimos con gatos, en alguna ocasión, hemos pensado en su desungulación; sobre todo cuando se empeñan en afilarse sus uñas en los muebles, sillones, etc… Pero ¿realmente sabes en qué consiste la desungulación y cuales pueden ser sus consecuencias? Ten en cuenta que puede tener cambios en su salud y en la rutina diaria de nuestros felinos.

La desungulación en gatos es una intervención quirúrgica, en la que la anestesia se administra de forma general. Y se amputa la última falange de los dedos de nuestro gato.

Mucha gente piensa que la desungulación es simplemente la extracción de la uña del gato. Y nada más lejos de la realidad.

¿En qué consiste realmente la desungulación del gato?

La desungulación de los gatosLos dedos de los gatos, al igual que los de cualquier persona, están formado por tres falanges. Y por supuesto dichas falanges contienen vasos sanguíneos y nervios, para garantizar tanto la buena oxigenación de sus extremidades, como la sensibilidad en sus patas y almohadillas.

Los gatos cuentan con un increíble sistema retráctil que les permiten esconder o sacar las uñas a voluntad y cuando lo requieran. Además, este sistema les ayuda a que el roce con el suelo no les desgaste las uñas, por lo que normalmente siempre están ocultas.

Sus uñas crecen a partir de la última falange, por lo que para que la desungulación sea efectiva, es necesario extirpar esta última falange. Y por consecuencia los vasos sanguíneos y nervios que ellas contienen.

Parece ser que últimamente esta práctica está tomando mucha popularidad, porque claro, a nadie nos gusta tener nuestros muebles estropeados. Pero me gustaría, por favor, que pensaras si es ético, y si tu gato se merece que le hagas tal amputación. Aunque por suerte, dicha práctica ya es ilegal en ciertos países, como España, Escocia, Gales, Italia, Francia, Alemania, Austria, Suiza, Noruega, Suecia, Irlanda, Dinamarca, Finlandia, Portugal, Bélgica Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia. Esperemos que pronto se extienda al resto de países del mundo.

Consecuencias de quitarle las uñas a tu gato

Sin duda, resta decir, que para un gato callejero, sus uñas son esenciales. Necesitan trepar, cazar, e incluso defenderse de otros gatos o cualquier otro animal que les ataque. En cambio, la gente piensa que un gato que está en nuestra casa y no suele salir, ya no necesita sus uñas, ya que su vida es más tranquila y tiene todo lo que necesita. Pero es un pensamiento equivocado. Ya que las uñas de los gatos cumplen otras funciones cotidianas tan importantes como las otras.

Las uñas de los gatos también les sirve para rascarse, jugar, escalar, e incluso para estirar sus músculos. Ya que normalmente suelen clavarlas en una superficie, y ello les ayuda a estirarse.

Como he dicho anteriormente, al amputar la falange del gato, también lo hacemos de nervios y vasos sanguíneos, por lo que pierde totalmente la sensibilidad en sus extremidades. Y al andar, y no sentir nada es muy probable que vaya modificando sus postura, y su forma de caminar. Llevando esto a poder desencadenar lesiones de columna y en sus articulaciones; pudiendo provocar una dolorosa lesión, malformaciones, e incluso cojera.

Cambios en el comportamiento y salud de los gatos tras su desungulación

Los gatos son animales muy activos, cuando no están durmiendo. Les encanta corretear por el pasillo, subirse a todos los sitios y escalar por todas partes. Y al extirpar la falange conseguimos que el gato ya no se sienta seguro al subirse a los sitios, escalar, o incluso a la hora de andar, ya que no tienen sensibilidad en las extremidades. Y como consecuencia nuestro gato se volverá más sedentario, ya que no se sentirá seguro y no querrá hacer nada. Y ni que decir tiene las consecuencias que esto conlleva para los gatos, infecciones en las falanges, problemas articulares, esqueléticos, óseos y musculares, aumento de peso, estrés e incluso depresión.

Alternativas a la desungulación de los gatos

Existen algunas alternativas a esta intervención, para no producir daños ni físicos ni psicológicos a nuestro peludito. Una de ellas, es la educación desde cachorro. Es tan sencillo como tener rascadores para gatos, e ir acostumbrándolo a que lo utilice para tal fin. Además, si hay algún lugar específico donde siempre va a arañar, existen en el mercado repelentes; los cuales se pueden usar en esa zona, y tu gato no volverá a acercarse.

A continuación te dejo el video de un tigre al que se le ha practicado la desungulaión, para que veas los efectos que ello conlleva a nuestro amigo.

Y si tienes alguna experiencia en el tema, conoces más problemas asociados, o quieres dejar tu punto de vista, te invito a que lo dejes en nuestros comentarios.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables

Aviso Cookies!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Estoy de acuerdo Mas Info.