Toxoplasmosis, embarazadas y gatos

Un miedo muy común entre las embarazadas es la toxoplasmosis. Es una enfermedad producida por un parásito llamado toxoplasma gondii. Y para que se produzca la enfermedad, no siempre debe intervenir un gato en el ciclo de esta transmisión.

Este parásito, sobre todo, habita en los mamíferos, incluido el ser humano. Se calcula que afecta aproximadamente a un 30% de la población mundial. Generalmente, la toxoplasmosis es una enfermedad asintomática; es decir, podemos contagiarnos y no enterarnos nunca de que tenemos la enfermedad, o no saber que la hemos pasado. Y en el caso de que tengamos síntomas, serían tan leves que pasaría como si tuviéramos una simple gripe. Los síntomas suelen ser, inflamación de los ganglios, dolor muscular y fiebre.

Hay que tener en cuenta que esta enfermedad, una vez que la pasamos, nos queda una inmunidad permanente. Por lo que no podemos contraerla de nuevo.

¿Cómo se contrae la toxoplasmosis?

Hay varias varias formas de contagiarse del toxoplasma.

  • Ingiriendo carne cruda o poco hecha de animales enfermos por este parásito
  • Agua contaminada
  • Frutas y verduras que no estén lo suficientemente limpias
  • A través de los gatos. Aunque es un caso poco probable

Embarazada y gatoTeniendo en cuenta este último punto, hay que decir, que la causa de contraer toxoplasmosis es casi imposible que sea causada por tu gato. Una de las causas es porque el toxoplasma, solo puede desarrollarse en gatos. En el resto de animales, incluido las personas, no se desarrolla; solamente produce alteraciones. Y solo se tiene constancia del 1% que puede producir un riesgo para la salud de la embarazada y de su feto.

Si tienes la sospecha de que puedes estar embarazada y tienes gato, una buena idea es que vayas lo antes posible a tu ginecólogo y que te hagan un análisis de sangre. Así puedes saber si ya estás inmunizada, por lo que ya no corres ningún riesgo. Hay que destacar la importancia de saber si la embarazada está contagiada, ya que es importante solucionar la enfermedad lo antes posible para evitar problemas mayores en el feto.

Problemas de contraer la toxoplasmosis para el feto

En el caso de que la embarazada llegase a contraer la toxoplasmosis, puede llegar a ser peligroso para el feto; ya que este parásito es capaz de atravesar la barrera placentaria hasta llegar al feto.

Y en el caso de contagiarse el feto, sí puede llegar a tener consecuencias bastante graves. Estas consecuencias pueden ser retraso en el crecimiento intrauterino, puede provocar pérdida de audición, e incluso de visión al feto. Incluso pudiendo llegar a órganos tan importantes como riñón, hígado, incluso el cerebro.

¿Tiene cura la toxoplasmosis?

La respuesta a esta consulta es rápida y escueta. Sí, tiene cura. Y es tan sencillo como administrar unos antibióticos. Por lo que debemos perderle el miedo a la toxoplasmosis

Las embarazadas y los gatos

Desde siempre, existe una leyenda negra de los gatos y las embarazadas. Y debemos acabar con ella. Se ha descubierto que el 13% de los gatos abandonados en la calle ha sido a consecuencia de un embarazo en la familia. Y se debe acabar con ello. Ya que tal y como he enumerado anteriormente, hay otras causas más frecuentes de contagio. Y el contacto directo con un gato no es una de estas causas. Además, al igual que los humanos, los gatos una vez se contagian, al cabo de aproximadamente 2 o 3 semanas adquieren la inmunidad permanente, por lo que ya nunca más podrán contagiar.

¿Qué debo hacer si tengo un gato y estoy embarazada?

El único problema que puede existir es con las heces de los gatos. Simplemente hay que tener cuidado a la hora de limpiarlas. Si estas heces tienen más de 24 horas es posible que tengan el toxoplasma. Pero si se limpian antes de ese tiempo, y con unos buenos guantes, el riesgo es nulo.

Si tu gato no sale de casa, y solamente come pienso y lata no podrán infectarnos de esta enfermedad.

Lo más importante a tener en cuenta es que la infección por toxoplasmosis se produce por la falta de higiene.

Así que no abandonemos a nuestros gatos cuando vaya a llegar un nuevo bebé a la familia, porque ellos de lo único que son culpables es de darnos amor incondicional. Sí que desterremos para siempre esta leyenda negra, y no abandonemos a nuestros preciosos peluditos.

Como siempre me encantaría que dejaras tu experiencia en los comentarios, y así entre todos aprender más sobre el tema.

Quiero dar las gracias por las preciosa fotos a Vicky Montes Remacho por colaborar y hacer bonito este artículo.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables

Aviso Cookies!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Estoy de acuerdo Mas Info.