La tiña en los gatos

¿Qué es la tiña en los gatos?

Aunque seguramente te sonará la palabra tiñoso como una ofensa hacia alguien, no deja de ser una infección cutánea. La tiña en los gatos, o conocida como dermatofitosis o micosis por los veterinarios, no es más que una infección cutánea producida por ciertas especies de hongos. El más común es el denominado microsporum canis. Es extremadamente importante tener en cuenta que es un tipo de hongo capaz de contagiar entre especies. Esto significa que si tu gato tiene tiña, o cualquier otro tipo de mascota que tengas en casa, gato, perro, roedor, etc. es posible también contagiarlo a las personas.

Cómo se contagia la tiña o dermatofitosis

La dermatofitosis o micosis se contagia a través de contacto directo con pelos, escamas o costras que estén contaminadas por las esporas de estos hongos.

Estas esporas suelen germinar en individuos donde las condiciones tanto de humedad como de temperatura son elevadas. Unido esto al estado inmunitario de nuestro gato en el momento del contacto.

Las condiciones idóneas para el contagio de la tiña son varias. La falta de higiene, la desnutrición, el calor, el estrés, incluso la falta de luz solar.

Hay que tener en cuenta que es un tipo de dolencia que no se contagia necesariamente en el exterior. Aunque tu gato viva siempre dentro de casa, también se puede contagiar. Como he dicho anteriormente cualquier especie puede padecerla, pero los gatos son los que con mayor facilidad la contagian a los demás.

Efectos de la tiña en los gatos

Los dermatofitos no pueden vivir en zonas que estén inflamadas, o haya pelo; por lo que la dermatofitosis suele provocar calvas, o alopecias, incluso descamación en las zonas donde se encuentran los hongos. También es posible su contagio en las uñas, ya que estos hongos afectan a los tejidos queratinizados, como uñas y pelo.

El picor no es un signo típico de la tiña, aunque hay individuos que puedan tenerlos. Pero por norma general no es un diagnóstico que te lleve a detectarlo. En caso de que se rasque o se lama la zona afectada, es importante saber que puede agravar el contagio, ya que puede extender el hongo a otras zonas de su cuerpo que permanecían sanas.

En el caso de que la zona afectada sean las uñas, notaremos que las tiene rotas o quebradizas.

Diagnóstico de la dermatofitosis

Si detectamos los síntomas anteriormente descritos en nuestro gato, es súmamente importante que lo llevemos a su veterinario con urgencia. Ya que aunque hayan métodos, digamos caseros para detectarlo, no son nada válidos ni útiles, por lo que no voy a enumerarlos.

La mejor vía para detectar la tiña en gatos es a través de realizar medios de cultivos. Ya que se trata de un hongo. Además con este método es posible averiguar también el grado de infección que tiene nuestro gato.

Una vez realizado el cultivo, nos dará el indicativo de que existe algún tipo de hongo. Y seguidamente hay que hacer un estudio para ver de qué tipo de hongo se trata. Esto lo hará el veterinario a través de un examen directo en el microscopio.

Durante el tiempo de cultivo, que puede tardar unos diez días; deberemos tener mucho cuidado de que nuestro gato no siga infectando a otros individuos. 

Tratamiento contra la tiña en los gatos

En primer lugar, a la hora de atacar la dermatofitosis, hay que tener en cuenta en qué grado está el contagio. Existen diferentes tipos de gravedad dentro del contagio de la tiña.

Si el gato está en buen estado de salud, las lesiones son leves. El tratamiento será a nivel local. Se aplicará unas lociones, o baños o algún tipo de pomada fungicida.

Si la afectación es grave, con el consiguiente peligro de alto nivel de contagio a otros animales o incluso a la familia, hay que aplicar un tratamiento sistémico; esto es oralmente. En este caso, insisto en que el tipo de medicamento que se le administre, sea recetado por su veterinario, ya que existen unos tipos más agresivos que otros. Y dependiendo de cual sea el administrado, tendremos que ir controlando a nuestro gato.

Consejos finales

En caso de que se padezca este contagio, hay que tener en cuenta que existen tipos de esporas que pueden vivir en el ambiente durante años. Por lo que es importante que se lave bien todo lo que haya podido estar en contacto con nuestro gato. Mantas, alfombras, sofás, abrigos, etc… Deberá pasar una limpieza exhaustiva. Y en caso de los juguetes o cepillos que puedan tener nuestro gato, mi consejo es que nos deshagamos de ellos y compremos otros.

Si has tenido alguna experiencia del contagio de la tiña en tu gato, me gustaría que dejaras tu comentario para que entre todos aprendamos más sobre el tema.

 

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables

Aviso Cookies!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Estoy de acuerdo Mas Info.