¿Por qué mi gato se esconde en lugares oscuros?

¿Por qué mi gato se esconde en lugares oscuros?

Si tu gato se esconde en lugares oscuros es por algún motivo, descúbrelo…

Probablemente hayas observado que el gato se esconde en lugares oscuros y pienses que tiene algún problema o es raro por ello. Pues debes saber que es un acto que por lo general es muy normal en estos animales. No obstante, ten en cuenta que aunque sea un acto normal, no quiere decir que no estemos alerta con su comportamiento; porque también puede ser un síntoma de estrés, miedo, o incluso, puede sufrir alguna otra patología.

¿Por qué se esconde mi gato?

Tal y como he dicho anteriormente, está en la naturaleza del gato el acto de meterse en lugares cerrados y/o oscuros. Seguramente el lugar escogido será uno desde donde tenga una buena perspectiva del lugar donde se encuentre. Ya que los gatos son unos animales que constantemente están alerta de su entorno, por lo tanto necesitan saber por donde escapar en caso de necesidad. No olvidemos también que los gatos ven mejor en lugares oscuros.

Esto no significa que estén constante alerta o buscando una escapatoria, principalmente si está en casa y con sus dueños. Simplemente puede ser para estar tranquilo y poder dormir una siesta relajadamente, o estar jugando y preparar un ataque a su dueño, o a cualquier otra mascota que podamos tener en casa. O simplemente estar buscando un lugar fresco donde descansar un día especialmente caluroso.

También es muy habitual que los gatos se escondan en lugares oscuros cuando vengan a casa visitas de extraños. No olvidemos que aunque para nosotros sean nuestros familiares, para nuestros mininos no dejan de ser personas extrañas. También es muy normal que se escondan de los niños. Ya que hay muchas ocasiones en las que los pequeños quieren jugar con el gato y pueden hacerle daño, por lo que cada vez que vengan a casa, se escondan de ellos en lugares oscuros.

Por lo tanto, si observas que tu gato se esconde en lugares oscuros con mucha frecuencia y sin motivo aparente, hay que estar pendiente de su comportamiento y a su lenguaje corporal. Ya que los motivos de esconderse puede ser por algún problema de salud de nuestro gato. Otro síntoma puede ser que maullen constantemente.

Causas negativas por las que tu gato se esconde en lugares oscuros

A continuación paso a enumerarte algunas posibles causas negativas que tenemos que tener en cuenta si tu gato se esconde:

    • Estrés: Existen numerosos factores por los que tu gato pueden sentir estrés. Es posible que la llegada de un nuevo animal de compañía o de un bebé, una mudanza, la entrada y salida de personas desconocidas para él en casa. Aunque en cuestión de días debe de normalizarse la situación.
    • Miedo: Otra causa frecuente de que los gatos sientan miedo, son sobre todo a ruidos fuertes. Como pueden ser por ejemplo a las tormentas, petardos, aspiradoras, etc… Aunque con el tiempo, a estos ruidos se acostumbran y pueden llegar a perderles el miedo. También pueden temer por alguna situación que tu gato piense que corre riesgo su integridad física, por ejemplo por un perro muy grande.
    • Trauma: Si tu gato ha sido adoptado de mayor, y anteriormente vivía situaciones de violencia o agresiones hacia él. O incluso si estuvo viviendo en la calle, puede ser que le quede algún trauma por ello. Hay que observarlo, y en caso de que su actitud no cambie, hay que acudir rápidamente a un especialista.
    • Problemas de socialización: Si a tu gato desde pequeño no lo acostumbraron a socializarse con las personas, y no tenerle miedo a los extraños; puede ser que cuando llegue cualquier familiar o amigo a casa, se escondan y no aparezcan hasta que se vayan.
  • Adaptación: Si te has mudado de vivienda, y has sacado a tu gato de su hábitat, es posible que en un principio se sienta estresado. También deben adaptarse a la llegada de algún otro gato o mascota nueva.

¿Cómo puedo hacer que mi gato salga de su escondite?

Si el gato se suele esconder, y no advertimos que sea por alguno de los motivos negativos señalados anteriormente, se puede intentar hacer salir de su escondite. Siempre y cuando no vayamos a causarle un mayor estrés, o aumentar su miedo, ya que sería contraproducente para el gato.

La manera de hacerlo siempre es con el mayor cuidado posible. Y sobre todo, cuando en casa haya un buen ambiente, sin ruidos, ni personas extrañas.

Puedes intentar sacarlo de su escondite mostrándole algún alimento especial que le guste, por ejemplo con alguna lata de alimento húmedo, o algún tipo de golosina diseñadas especialmente para los gatos. O incluso algún juguete que le pueda llamar su atención.

Ten en cuenta que debe ser poco a poco y sin obligar a tu gato en ningún momento a salir, ya que puedes conseguir un efecto contrario y ser peor. Tampoco se le debe gritar, ya que podría tomarlo como un acto de violencia o agresión hacia él y le puede causar más miedo o estrés. Y por consiguiente, empeoraríamos las cosas y conseguiríamos el efecto contrario al deseado.

Vigila si tu gato se esconde en lugares oscuros con mucha frecuencia

Aunque si ves que tu gato se esconde habitualmente, mi recomendación es que lo vigiles muy atentamente. Comprueba que en ocasiones salga de su escondite, o que sobre todo no deje de comer y beber. Y si lo notas con miedo y con las pupilas dilatadas frecuentemente. lo mejor es que acudas rápidamente a un especialista. Es la forma de cortar rápidamente un problema que pueda agravarse y solucionarlo de una vez por todas. Y así poder disfrutar de tu gato que es lo mejor que hay.

Por lo general, estos son los motivos principales, pero si has observado algún otro síntoma en tu gato, agradecería que lo compartieras en un comentario, y así poder aprender más sobre nuestros felinos.

Dentro del comportamiento y psicología de los gatos te puede interesar también el artículo sobre por qué mi gato me muerde las manos.

También puede interesarte ver nuestro artículo de rascadores para gatos